Mirando al mar soñé, que era posible combinar las braguitas 'cómodas de algodón básicas' y esas tan bonitas, pero de microfibra.

 

De ahí surgió la idea de crear las 'txantxitas' de algodón 100% dónde más importa.

Si, si... ya se que estarás pensando... porqué han elegido una cerdita como musa, modelo y logo de una marca de lencería?!? Pues, ... porqué no! La Txantxita feliz apuesta por un nuevo concepto e imagen de lencería. 'Txantxa' en euskera significa 'broma' y en varios países de latinoamérica llaman así a las cerditas. 

Además no cabe duda, que a la txantxita le quedan fenomenal las braguitas, y sin toda esa carga de seducción, cuerpo diez, etc que vemos en otras modelos de lencería. 

Todo esto, encaja en nuestra idea de ‘Lencería Positiva’, pensada para la comodidad y bienestar de una misma, quitándole ‘hierro’ a la imagen y centrándonos en lo que importa: cuidarnos y a disfrutar!